Historia de Mexico

Wednesday, February 01, 2006

Pastorela Mexicana

PASTORELA MEXICANA, RESCATE DE LAS TRADICIONES
DE FINALES DEL SIGLO XIX

Al hablar de pastorelas se piensa en religión, sin embargo, su etapa evangelizadora quedó suprimida cuando salieron de los atrios -hace más de 200 años- y se instalaron en las calles, donde se mezclaron con la picaresca para ridiculizar los vicios de la sociedad y censurar a las instituciones sociales.

Bajo esta premisa, desde hace más de veinte años, se presenta en el Museo de El Carmen la Pastorela Mexicana, a la usanza y costumbres del siglo XIX y principios del XX, pues incluye una bienvenida al público, el montaje de la obra y una fiesta con piñata al concluir.

Eduardo Acosta, productor del montaje, señaló que el propósito central de esta puesta es la de rescatar tanto las tradiciones como la simbología que hay en ellas, como es el caso de las piñatas, que deben ser de siete picos, para representar a los siete pecados capitales.

"Por eso se acostumbra romperla, con ´el mazo de la religión´ para que las personas se liberen de la tentación, que como sabemos, es a lo que se enfrentan los pastores que van a Belem para adorar al niño Dios que acaba de nacer". También la comida tiene un significado especial, pues se refiere a la necesidad de alimentar al bebé recién nacido.

"Todos estos elementos están reunidos en esta pastorela, que además se presenta en un espacio ideal: los pasillos y patios del Ex Convento de El Carmen; con lo cual la experiencia para el público es más interesante, pues se evoca la época colonial y la presencia indígena".

Dicha influencia, señaló Acosta, se puede ubicar también en algunos alimentos, como los tamales. Entonces de lo que hablamos es de sincretismo cultural, lo cual resulta interesante si tomamos en cuenta que muchas tradiciones se han perdido.

Para el director de la obra, Rafael Pardo, este trabajo representa la oportunidad de mantener vivas las tradiciones en torno a las festividades decembrinas, pero sobre todo, le da oportunidad al público de pasar un momento divertido y en contacto con el pasado.

"La pastorela mexicana, surge del proceso de evangelización católica por parte de los jesuitas hacia el pueblo mexicano. Así es como a partir del siglo XVII, nació una nueva fusión de culturas llena de colorido, movimiento y música en las fiestas navideñas.

"La arquitectura del Ex Convento de El Carmen sirve como escenario para crear la atmósfera propicia: fuegos artificiales, música en vivo de diferentes lugares de la República, como Veracruz, Guerrero y Jalisco. Además, al finalizar la puesta en escena, el público hace un recorrido nocturno por los pasillos del Ex Convento y posteriormente, se deleita con una cena típica mexicana".

Pardo comentó que la Pastorela Mexicana pretende dar a conocer la tradición que conllevan las festividades navideñas y que, a diferencia de otras pastorelas, invita al público a participar en las procesiones, las posadas, las piñatas y los cantos, lo que constituye un buen motivo para reunir a la familia y nutrirse de nuestra cultura.

Lo que lo hace más atractiva a la pastorela, mencionó Pardo, es el escenario, que es una construcción del siglo XVI enriquecida con bellos retablos, relicarios, criptas, esculturas y sobre todo, por su estilo arquitectónico neocolonial.

La Pastorela Mexicana se presenta de lunes a viernes a las 20:00 horas, del 17 al 28 de diciembre, en el Museo de El Carmen, ubicado en Avenida Revolución esquina con Monasterio, San Ángel.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home